Saltar al contenido

IRRIGADOR DENTAL Todo Sobre los Mejores Irrigadores Dentales

Los irrigadores dentales es el complemento perfecto al cepillado diario para una perfecta limpieza dental, en el irrigador dental vas a encontrar a tu mejor aliado en la limpieza dental y blanqueamiento dental para que tengas la mejor salud bucal en tus dientes y encías. Usar tu irrigador dental con cada cepillado hará que tus visitas al dentista y odontólogo sean muy lejanas. Estos aparatos han sido tradicionalmente equipos usados por dentistas, sin embargo, por el buen resultado y todas las ventajas que ofrecen a todos los que lo usan de forma regular, han dejado de ser de uso exclusivo de dentistas, pudiendo ser comprados fácilmente por cualquier persona a unos precios accesibles.

irrigador dental

Con nuestra guía de compra de irrigadores bucales vas a aprender todo sobre el irrigador bucal, cómo funciona, cuáles son sus ventajas y conocer las mejores marcas de irrigadores del mercado.

¿Qué es un irrigador dental?

Un irrigador bucal es un equipo odontológico que ayuda y complementa a la limpieza en profundidad de los dientes y encías, complementando al cepillo dental y sustituyendo al hilo dental, ya que el uso del irrigador dental para llegar a todos los huecos de los dientes es mucho más cómodo y efectivo que el uso del hilo dental. Su efectividad viene producida por la emisión de chorros de agua a presión que son generados por el irrigador dental, los chorros de agua son usados para eliminar restos de comida acumulada entre los dientes y también para eliminar placa bacteriana. Los irrigadores dentales han sido ampliamente utilizados por los dentistas en sus consultas y ha sido muy popular entre la población con ortodoncia por su probada efectividad en la limpieza.

En el mercado puedes encontrarte dos tipos de irrigadores básicamente:

Irrigadores dentales de mesa

Esto suelen ser los elegidos para ser utilizados por todos los miembros de la familia ya que trae varias boquillas, el depósito es de gran tamaño, algunos tienen entre 400 y 650 ml, y puedes encontrarte modelos de incluso 1000 ml de capacidad. Esta clase de irrigador dental esta diseñado para tener la ventaja de tener más opciones de ajuste de presión de los chorros de agua. Ten en cuenta que estos aparatos son más grandes y debes tener previsto un lugar adecuado para guardarlo ya sea alrededor del lavabo o armario cercano. También tienes que tener en cuenta que los irrigadores dentales funcionan con corriente eléctrica por lo que tienes que tener un enchufe cercano para su uso.

Irrigadores dentales portátiles

Estos son más pequeños que los irrigadores dentales de mesa, son perfectos para llevarlo de viaje, algunos modelos son impermeables y puedes utilizarlos bajo la ducha. Este tipo de Irrigador esta diseñado para ser usado por una sola persona. Sus depósitos de agua tienen una capacidad de 100 a 160 ml, lo cual es suficiente para que sean perfectos para transportarlos y a la vez útil y eficaz para la limpieza de tus dientes. El depósito de agua suele estar ubicado en el mango del irrigador. Y lo normal es que funcionen con pilas.

¿Cómo funciona un irrigador bucal?

El irrigador dental dispara chorros de agua con diferentes modos de actuación:

Chorros de agua simple

Es el caso de los irrigadores dentales más sencillos. Estos están indicados para la limpieza de placas y la eliminación del resto de comida que puede acumularse entre los dientes. Suele ser el preferido de las personas que no les gusta utilizar el hilo dental, ya que el chorro de agua es más práctico y efectivo.

Chorros de agua con micro burbujas de aire

El principal beneficio de este tipo de chorro es por ser el ideal para una mejor salud de las encías.

Chorros de agua controlable

Con estos irrigadores dentales puedes controlar la intensidad y la duración del chorro teniendo la ventaja de adaptarse a las necesidades de cada uno de los usuarios.

Para su funcionamiento se componen de:

• Un depósito de agua, que puede tener una capacidad entre 100 ml a 1000 ml dependiendo del tipo de irrigador. De este depósito coge el agua el irrigador para generar los chorros de agua. Algunos usuarios recomiendan mezclar enjuague bucal con el agua para generar una mayor frescura y sensación de limpieza.
• Una pequeña bomba, que es la que se encarga de generar la potencia con la que sale los chorros de agua. Dependiendo de la potencia de tu irrigador tendrás chorros de agua más débiles o más fuertes, aunque en la mayoría de los irrigadores vas a poder controlar la potencia del chorro.
• Las boquillas, los irrigadores suelen traer varias boquillas, una o dos boquillas para uso diario y otras para usos especiales que te permiten colocar puntas para limpiar la lengua o para alguna limpieza especial.

Para utilizar un irrigador dental correctamente haz los siguientes pasos:

• Enchufa el irrigador bucal a la corriente eléctrica.
• Selecciona la boquilla que desees utilizar, y colócala en la cánula del irrigador antes de activar el agua.
• Llena el depósito de agua hasta la marca. Puedes utilizar agua tibia o natural. Y para una mayor limpieza y frescura puedes agregar enjuague bucal.
• Selecciona el nivel de presión de los chorros de agua deseados, para encías sensibles la presión de chorro de agua baja son las más recomendables. En caso de tener ortodoncia es necesario aplicar una mayor presión.
• Inclínate sobre el lavabo y enciende el irrigador para que salgan los chorros de agua.
• En muchos modelos puedes pausar la emisión de chorros de agua con un interruptor situado en el mango.
• La limpieza con el irrigador dental se debe empezar por los dientes posteriores y luego pasar a los dientes frontales. La boquilla tiene que permanecer en un ángulo de 90° con respecto a las encías mientras se están limpiando.
• Tienes que hacer una breve pausa cuando pases la boquilla del irrigador entre los dientes superiores e inferiores.
• Algunos modelos de irrigador tienen una bomba de agua que pausa la salida del chorro de agua avisando que debes pasar de un arco de la boca al otro, esta pausa suele ser de 30 segundos.
• Finalmente, la bomba se parara por un minuto para indicar que se ha terminado el tiempo de limpieza recomendado.
• Apaga el interruptor de los chorros de agua y desenchufa.
• Limpia y guarda tu irrigador dental para la próxima limpieza dental.

irrigador bucal

Ventajas y beneficios de usar un irrigador dental

Las ventajas de utilizar un irrigador dental son múltiples como se detalla a continuación:
• Menos acumulación de placa dental ya que la limpieza se realiza de forma más precisa y profunda. Con un irrigador bucal es posible hacer limpieza en zonas de difícil acceso como huecos, entre los dientes y área subcoronaria.
• Se mejora la circulación sanguínea alrededor de las encías, pudiéndose llegar a eliminar el sangrado de las mismas.
• Facilita el aseo de los dientes para personas con difíciles características en su dentadura que dificulta su buena limpieza. Estos usuarios con ortodoncia o con implantes y coronas pueden usar el irrigador dental para que su limpieza dental sea fácil y efectiva.
• Al agua vertida en el depósito y utilizada para generar los chorros de agua puedes añadir enjuague bucal para una mayor frescura del aliento y una mayor efectividad en la reducción de bacterias.
• Mejora la salud bucal de las personas con enfermedad periodontal, gracias al masaje que se producen en las encías generado por el irrigador dental.
• Mejora la salud dental de personas con condiciones específicas como los diabéticos que necesitan tener un cuidado especial de su higiene bucal.
• Mejora y soluciona el problema del mal aliento causado por una deficiencia de higiene dental.

Mejores marcas de Irrigador Dental:

Oral B

La popular marca Oral B en productos de higiene dental, hace que no sea necesaria su presentación. A las personas les encanta sus productos por la calidad y efectividad en la limpieza dental, además los dentistas también recomiendan los productos de Oral B. Por todo ello los irrigadores dentales de Oral B son de los más elegidos por todos los usuarios por la calidad y buen funcionamiento que satisfacen a todo el que tiene su irrigador dental de la marca Oral B. Así que muchas veces lo difícil no es si comprar o no un irrigador dental, sino más bien cuál irrigador de Oral B comprar dentro del abanico de modelos que ofrece al mercado.

Destacamos los siguientes modelos de irrigador dental de Oral B:

1. Oxyjet 3000 PRO, el modelo más completo de la marca para higiene dental. Se compone de cepillo de dientes eléctrico, irrigador dental y accesorios.
2. Oxyjet MD20, un irrigador que combina agua y aire para crear micro burbujas y asegura una efectiva limpieza más profunda.
3. Waterjer MD16, combina un chorro de agua simple con chorros de agua múltiple, funciona con batería.
4. Waterjet +500 pack, incluye un cepillo de precisión Clean y Flossaction con un irrigador dental con doble modo de chorros de agua, mono chorro para limpieza precisa y chorros giratorios para masaje de encías.
5. Waterjet PRO-700, un pack de cepillo de dientes electrico e irrigador dental, con cabezal circular, función de blanqueamiento dental y combinación de agua con aire en el chorro del irrigador dental.

Waterpik

Waterpik es otra de las mejores y más destacadas marcas del mercado en cuanto a la salud e higiene dental. De esta marca puedes encontrar cepillos de dientes eléctricos e irrigadores dentales. Los irrigadores dentales de la marca Waterpik pueden llegar a hacer desaparecer el 99,9% de la placa bacteriana en tan sólo 3 segundos de uso diario. De acuerdo a los estudios realizados por esta marca recomiendan el uso de un irrigador dental después de cada cepillado para conseguir mejorar la salud de las encías controlando y solucionando los problemas de inflamación de encías, sangrado y gingivitis.

La marca Waterpik tiene una gama amplia de irrigadores son:

1. Ultra WP-100, un modelo compacto y silencioso.
2. WP-700, se trata de un pack que viene con un cepillo de dientes eléctrico y un irrigador dental.
3. WP-300, el ideal para llevarlo de viaje por su reducido tamaño.
4. Wp-70, es el ideal para el uso conjunto de todos los miembros de la familia, es un irrigador dental compacto, que incluye varias puntas y trae un buen depósito de agua.
5. Wp-450, este modelo alimentado con batería, nos proporciona una autonomía de una semana.
6. WP-02, es impermeable y puedes utilizarlo bajo la ducha, funciona con pilas así que puedes llevarlo contigo a cualquier parte.
7. Wp-660, irrigador de sobremesa con diseño compacto.

Conclusiones

Los irrigadores dentales son un recomendado complemento a tu higiene bucal que debe de ser utilizado después de cada cepillado dental. Inicialmente eran utilizados únicamente en las clínicas dentales, pero debido a la efectividad y ventajas de su uso de manera regular, marcas como Oral B y Waterpik han creado irrigadores dentales para uso particular, facilitando a todos los usuarios equipos compactos de fácil manejo y uso. La tecnología utilizada son chorros de agua a presión que puede ser solamente agua y en otros casos se combina agua con aire para crear unas microburbujas que favorecen la limpieza de las encías.

El irrigador dental es recomendado para usarse por cualquier persona, llegando a ser incluso obligatorio su uso para aquellas personas con aparatos de ortodoncia, con coronas, implantes y enfermedades de encía.

Sin lugar a dudas, el irrigador dental ayuda y mejora tu salud dental siendo utilizado para eliminar la placa y restos de comida que el cepillo no es capaz de eliminar, por lo que el uso del irrigador dental es altamente recomendable para una duradera salud dental.